Como sacar el máximo partido a tu experiencia de estudio en el extranjero

Si te vas a vivir unos meses fuera, ya sea por Erasmus o intercambio internacional, aquí te dejamos 5 consejos para que vivas la experiencia al máximo.

#

1. Haz amigos de todas las nacionalidades posibles. Conocer diferentes culturas es ser más rico, no solo conocerás nuevas tradiciones, lenguas o gastronomías, sino que, además, después tendrás hogar en todos los rincones del mundo, y qué mejor excusa que esa para viajar cuando termine tu estancia.

 

 

2. No olvides quién se queda en casa. Aunque probablemente estás deseando irte de casa, hacer amigos nuevos y estar en otro ambiente, nunca olvides que dejas a mucha gente atrás que te echará de menos (es probable que más ellos a ti que tú a ellos). Tanto tu familia como tus mejores amigos estarán deseando saber qué tal está yendo tu experiencia, y, con lo fácil que es ahora, no dejes de llamarles o hacer Facetime con ellos cuando tengas ocasión.

 

 

3. Conocer la cultura del país donde resides. Aunque solo vayas a estar unos meses o un año, el país en el que estás es tu hogar ahora y, como tal, debes respetar quién vive en él. Respetar un país es más fácil si lo entiendes y conoces, por lo que no pierdas la oportunidad de juntarte con gente local, ir a los sitios donde van ellos y participar en sus tradiciones y celebraciones locales.

 

 

4. Viaja, viaja y viaja un poco más. Si te vas de Erasmus, lo más probable es que estés más cerca de muchos países que antes te pillaban algo lejanos. Aprovecha las líneas de bajo coste y recórrete el continente. En la era de Ryanair y Airbnb, las mejores experiencias están al alcance de los dedos.

 

 

5. ¡Aprende un poco también! Aunque la mayoría de los estudiantes se van de Erasmus para conocer mundo y pasarlo bien, hay que tener en cuenta que es un programa universitario, al fin y al cabo. Entre fiesta y fiesta, viaje y viaje, intenta acudir a alguna clase. Además, las universidades europeas suelen ofrecer asignaturas bastante diferentes a las españolas, así que aprovecha que no se espera demasiado rendimiento de ti durante este curso (guiño, guiño) y experimenta con asignaturas algo curiosas.

 

 

No olvides nunca disfrutar al máximo cada momento, ya que estos meses probablemente sean los que pasen más rápido de tu experiencia universitaria (¡sino de tu juventud entera!).

 

 

Comparte este post