5 parques para desconectar en Valencia

¿Necesitas algo de paz y naturaleza en la ciudad? Echa un vistazo a estos 5 parques

#
Foto: Jardín del Turia de jardins.valencia.es

Ya sea con amigos, familia o los más peques, disfrutar de un día de parque lo hemos hecho todos. Aprovechando esta primavera adelantada, te invitamos a que disfrutes de las zonas verdes de tu ciudad, o si estás pasando unos días en Valencia. Pícnics, skateparks, naturaleza, pistas deportivas... te dejamos 5 parques que te ayudarán a desconectar en Valencia.

 

Valencia

Jardín del Turia

La historia de este parque se remonta al 1957, año en el que una gran riada innundó la ciudad de Valencia. Los valencianos, que son muy originales, cambiaron el cauce del río Turia y convirtieron el antiguo en el pulmón de la ciudad. 9 kilómetros de jardines que recorren Valencia de norte a sur donde poder disfrutar de naturaleza y todo tipo de actividades. A lo largo del cauce-jardin encontrarás hasta 18 puentes, sí has oído bien, además de la sabana africana con Bioparc, la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Palau de la Música, Oceanográfic, también el popular parque Gúlliver, la estrella cuando éramos pequeños, un gigante (literal) de 70 metros donde cada extremidad son toboganes de diferentes tamaños y formas. Para los más deportistas, podrás encontrar pistas de skate, fútbol, baloncesto, pistas de atletismo y kilómetros y kilómetros de carril bici, algo que no falta en Valencia eso seguro.

 

 

Parque de la Granja

A pocos kilómetros de Valencia capital encontramos el parque de la Granja, en Burjassot, el cual no podía faltar en nuestra lista, personalmente he pasado largas tardes de niño allí, y es que no es un parque normal, es el único de Valencia que tiene un mini ferrocarril para recorrerlo. El mantenimiento y explotación de este tren ya es toda una tradición llevada por la Asociación Cultural Ferroviaria de Burjassot, formada por ferroviarios retirados y aficionados al tren, los cuales utilizan la recaudación de los tickets para el mantenimiento de el tren a vapor que recorre 1.200 metros desde la "estación el Racó" y "la Granja". Los viajes se realizan todos los fines de semana (excepto en los meses de agosto y por navidades). 

 

 

Jardines de Viveros

Otro parque mítico de la infancia son los jardines de Viveros. Este parque, además de tener muchísima historia y una gran variedad de vegetación, exactamente más de 2.000 ejemplares y alrededor de 167 especies botánicas diferentes, también posee una gran oferta de actividades. Allí podrás visitar el poco conocido y gratuito Museo de Ciencias Naturales de Valencia o museo paleontológico -también mi segunda casa de peque- que alberga la mejor muestra de fósiles de América del Sur en toda Europa, once salas y hasta un Allosaurus. En los alrededores del museo también hay un estanque de patos, una plaza llena llena de palomas y diferentes hábitats con especies de pájaros. El parque también cuenta con su propio circuito para bicicletas, karts, patinetes, o cualquier vehículo para jugar que se precie, con puentes, semáforos de verdad, pasos de cebra y cualquier elemento vial que se precie.

 

 

Parque de Benicalap

Este parque, uno de los más antiguos de la ciudad, se inauguró en 1983 y ha sido calificado como "el más emblemático y visitado", después de los jardines de Viveros. Anteriormente albergaba la Estación de Horticultura del Ministerio de Agricultura, dedicada a la investigación y experimentación, además de campos de naranjos. El parque, situado en la zona norte de Valencia, posee 80.000 metros cuadrados de jardines, en los que se incluyen cascadas, fuentes y diferentes ecosistemas, incluso una piscina con toboganes. Además de vegetación y paz también para los más pequeños hay múltiples columpios y juegos, como una rampa de varios metros por donde tirarse sin peligro alguno.

 

 

Parque Central

El más reciente de esta lista pero no podía faltar en ella, el esperado Parque Central, sí casi como el Central Park de NY, que proyecta ser uno de los pulmones más importantes de la ciudad. El parque, junto a la estación del AVE Joaquín Sorolla, ha sido diseñado por la paisajista Kathryn Gustafson y cuenta con 110.000 metros cuadrados de zonas verdes, que serán 230.000 metros cuando se terminen el resto de fases del proyecto. El parque cuenta con muchas zonas de fuentes y de descanso y rodea diferentes edificios de interés histórico-industrial, obra del arquitecto Demetrio Ribes, autor de la conocida estación del Norte, y que forman parte de la historia ferroviaria de la ciudad.

 

 

 

 

Comparte este post